Aikido

El aikido busca unificar al practicante con la energía vital. Su objetivo es obtener la victoria de la lucha devolviéndole al atacante su propia energía. De esta manera evita las lesiones, y neutraliza la ofensiva.


Aikido, el arte marcial japonés no violento

Es un arte marcial originario del Japón. Lo desarrolló el maestro Morihei Ueshiba durante tres décadas (1930-1960). Se caracteriza por la búsqueda de la neutralización del oponente durante el conflicto. De este modo no existe una derrota, y en todo momento se evita la humillación o la destrucción.

Tiene dos influencias importantes: el sintoísmo, que es una religión japonesa en la cual se veneran a los espíritus de la naturaleza, y el budismo zen, que busca la experiencia de la sabiduría espiritual más allá del discurso racional. El aikido promueve que quienes lo practican también busquen la paz en todas sus acciones; hacia sí mismos y hacia su entorno inmediato.

Mucho más que un arte marcial

Quienes lo practican buscan defenderse con armonía y efectividad, procurando mantener el respeto sin sucumbir al miedo o a la rabia. En este sentido, se trata de un entrenamiento no sólo físico sinó también mental, ya que prepara al practicante para afrontar los conflictos con  serenidad y templanza. 

La técnica del aikido se basa en la defensa personal ante cualquier posible agresión. En este sentido, se diferencia de otros artes marciales como el Karate o el Taekwondo, en que no fomenta el ataque. No obstante, su fin no es potenciar el orgullo ni la victoria ante el enemigo, sino desarrollar a la persona a nivel integral: física, mental y espiritualmente.

Beneficios del aikido

  • Mejora la coordinación. Con esta arte marcial aprendes a educar al cuerpo, a corregir la postura y a desarrollar una mayor coordinación físico-motriz. Con ello ganas destreza física y agilidad motriz.
  • Mejora la tonificación muscular y la flexibilidad. Fortalece el cuerpo y tonifica el músculo. Además, aumenta la elasticidad, los reflejos y la capacidad de respuesta.
  • Incrementa la capacidad cardiopulmonar. Se trata de una actividad saludable y un ejercicio físico moderado que mejora la capacidad cardiopulmonar y el estado físico en general.
  • Serena la mente a través de la templanza. Es un arte marcial que entrena tanto el cuerpo como la mente, fomentando la templanza para afrontar los conflictos que emergen en el día a día.
  • Aumenta la consciencia. Te permite adquirir consciencia sobre quién eres, descubrir tu esencia y el papel que ocupas respecto a todo lo que te rodea.

Encuentra el mejor profesional de Aikido

y explora tu camino de bienestar

 

Comenzar













 








 
¡DESCÁRGALO!
close-link




 






 
¡DESCÁRGALO!
close-link

¿Buscas un profesional, una clase o una terapia de confianza?

Déjanos tu teléfono y en menos de 24 horas te contactaremos para ayudarte
ENVIAR
close-link

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?