Focusing

El Focusing, también conocido como “enfoque corporal” es una técnica que creó Eugene Gendlin, un filósofo y psicoterapeuta vienés que desarrolló su carrera en Estados Unidos a partir de los años sesenta del siglo XX. Después de tratar con cientos de pacientes, concluyó que al hacerlos tomar consciencia sobre el cuerpo humano podía acelerar el tratamiento.

Focusing

Básicamente les hacía poner la atención en las sensaciones que experimentaban en el organismo, relacionando directamente cuerpo y emociones. En su explicación más básica, el Focusing es una técnica que busca el autoconocimiento y por ende la autosanación. Se busca que la persona “enfoque” su atención (de ahí el nombre en inglés) en la sensación física provocada por una sensación emotiva. La técnica desarrolla una parte natural del ser humano vinculada a la intuición y al autoestima. Parte de la premisa de que el cuerpo tiene todas las respuestas que necesitamos ante cualquier cuestión.

¿A quién está dirigido el Focusing?

Cualquier persona puede tomar sesiones de Focusing. No existe una duración específica. Quizá alguien necesite dos sesiones y alguien más veinte. Todo depende de las necesidades particulares de cada caso. Lo que es un hecho es que la técnica, de entrada, resultará un poco más fácil para quienes ya tienen cierta experiencia de toma de consciencia corporal. Eso no quiere decir, no obstante, que una persona a quien todo esto le resulta ajeno no pueda sacarle provecho y obtener resultados óptimos.
La técnica requiere cierta voluntad personal y hasta cierto punto valentía. El cuerpo no miente, tiene toda la información lista para nosotros. Es responsabilidad de cada individuo escuchar al cuerpo, no solo ante una dolencia física, eso quizá es fácil identificar, sino a nivel emocional también. Por ejemplo, ¿qué reacciones muestra el cuerpo cuando el paciente está hablando de su relación de pareja? ¿O bien de su jefe del trabajo? ¿Sobre la posibilidad de realizar un cambio de carrera? Observando el cuerpo y haciendo consciencia sobre él se pueden descubrir muchas cosas. Por supuesto, todo este proceso ocurre junto al acompañamiento y guía de un experto.
Beneficios del Focusing:
Aumenta el autoconocimiento y la capacidad de introspección. La persona empieza a darse cuenta de lo que realmente quiere y necesita.
Se establece una comunicación nueva entre el cuerpo y la mente, a partir de la interpretación nítida de mensajes emocionales manifestados a nivel corporal.
Es una técnica maravillosa para gestionar estrés y soltar preocupaciones o creencias irracionales. El cuerpo almacena información desde la infancia y a veces basta con poner consciencia sobre ello para liberarse.
Fomenta la capacidad de resiliencia del ser humano. Ayude a la persona a mantener la serenidad y la paz interior a pesar de adversidad. Al mismo tiempo le da herramientas para manejar las situaciones conflictivas.

Encuentra el mejor profesional de Focusing

y explora tu camino de bienestar

 

Comenzar













 








 
¡DESCÁRGALO!
close-link




 






 
¡DESCÁRGALO!
close-link

¿Buscas un profesional, una clase o una terapia de confianza?

Déjanos tu teléfono y en menos de 24 horas te contactaremos para ayudarte
ENVIAR
close-link

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?