Música

La música, por razones inconscientes y completamente lógicas, es una manifestación artística que nos conecta con nuestra naturaleza más primitiva.

Música para explorar la esencia del Ser

Música para explorar la creatividad

La música, el sonido y sus cadencias significan la primera conexión con la vida. Incluso desde el vientre materno lo primero que escuchamos es el latido del corazón de nuestra madre. 

La creación de melodías, ritmos o canciones es algo intrínseco a la evolución del ser humano. Existe un abanico enorme de opciones para aproximarse a la música, a través de instrumentos clásicos, tribales, de cuerda, de viento, de percusión, de metal o electrónicos.

A nivel curativo, la musicoterapia se puede desarrollara nivel individual o público, en privado o en colectivo. La idea es tratar los malestares físicos, emocionales, mentales y espirituales desde un panorama sonoro. La metodología puede variar según el tipo de clase, taller o las necesidades particulares de cada persona.

¿Quién puede practicar música?

Existe una falsa creencia de que solo las personas talentosas pueden desarrollarse dentro de la música. La realidad es opuesta, ya que cualquiera que se interese en explorar la sensibilidad es un candidato legítimo a aproximarse a la música.

No importa si es un tambor, una flauta transversal o piano de cola. La idea es atreverse a explorar los sonidos, las cadencias, las melodías. Aunque lleve un tiempo dominar un instrumento, el solfeo u otras facetas de la música, los logros harán que el alumno confíe cada vez más en sí mismo. Incluso si los avances son mínimos.

Beneficios:

  • La música, no importa en cuál de sus géneros o variantes, es una forma muy potente de explorar la creatividad. Ya que las hay para todos los gustos, es posible encontrar exactamente la que el alma, el cuerpo y la mente necesitan para sentir bienestar.
  • Contribuye a la mejora de las relaciones sociales. Quizá la persona pertenece a un ensamble musical, o bien, prefiere compartir con amigos o pareja sus creaciones artísticas. Es una forma de compartir y experimentar retroalimentación artística.
  • Está comprobado que la música tiene un efecto placentero en el cerebro. Se liberan neurotransmisores como la dopamina, asociados a la felicidad. Asimismo, mejora los procesos cognitivos como la memoria, el aprendizaje y la coordinación motriz.
  • Gracias a ella es posible liberar bloqueos emocionales, heridas que la persona arrastra desde la infancia o incluso traumas. Se trata de un vehículo de creatividad que apela al bienestar.

Encuentra el mejor profesional de Música

y explora tu camino de bienestar

 

Comenzar













 








 
¡DESCÁRGALO!
close-link




 






 
¡DESCÁRGALO!
close-link

¿Buscas un profesional, una clase o una terapia de confianza?

Déjanos tu teléfono y en menos de 24 horas te contactaremos para ayudarte
ENVIAR
close-link

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?