Pintura

La pintura es una de las técnicas más antiguas de la historia de la humanidad para expresar y potenciar nuestra creatividad.

Pintura para liberar el alma

Pintura para explorar la creatividad

La historia de la pintura es tan antigua como el hombre primitivo. Aunque no existiera el material moderno que hoy conocemos, el ser humano siempre se ha dado a la tarea de expresar sus ideas, miedos, pasiones, planes, deseos o historias mediante la creatividad. Bastaba un pedazo de carbón, el fuego para iluminar y una cueva para plasmar la vida.

Ya sea con acuarelas, óleos, acrílicos, lápices, tinta, pasteles u otra de sus modalidades, también se trata de una actividad que a nivel terapéutico puede hacer maravillas por la creatividad y la salud emocional. Un lienzo en blanco es una oportunidad para descubrir una pasión, recuperar las ganas de explorar la vida o simplemente para conocerse a sí mismo.

¿Quién puede atreverse a experimentar con la pintura?

Una de las maravillas de esta actividad es su falta de límites. Si bien existen las academias e instituciones, no siempre hay que seguir un rigor. Al contrario, parte del arte implica echar a volar la imaginación. Profundizar en los deseos del alma y la psique.

En una clase de pintura, sin importar su enfoque, técnica o materiales, la persona puede ser tan libre como lo desea. Según sus objetivos o necesidades, puede atenerse a las reglas y al rigor de determinada influencia o corriente artística, o bien, explorar el lado más instintivo sin normas que contengan el espíritu humano.

El arte es una extensión de la vida. Desde los pictogramas en las cuevas de Lascaux en Francia plasmados hace miles de años, hasta las obras más abstractas expuestas en el Museo de Arte Moderno de Nueva York,  la expresión de la creatividad es inherente al ser humano. Basta con observar a un niño pequeño en presencia de una caja de ceras, o bien a un adulto trazar dibujos sobre la arena húmeda en una playa. Crear es un verbo, un impulso natural en movimiento.

Beneficios:

  • A través de la pintura es posible disminuir el estrés y la ansiedad. Hay algo tranquilizante en la acción de usar pinceles, colores y un lienzo en blanco. Es como si la persona pudiera reinventar su realidad.
  • La pintura mejora de los procesos cognitivos, como el movimiento fino y la coordinación motriz. También ejercita las conexiones neuronales entre hemisferios.
  • Se trata de una forma muy sencilla de desarrollar la creatividad del ser humano. No importa que el artista sea principiante o avanzado.
  • Pintar fomenta la liberación de bloqueos emocionales. No se necesita experiencia ni talento, solo la disposición de explorar la creatividad y hacerle un espacio al inconsciente.
  • Gracias a la pintura una persona puede conectarse con el momento presente. El mindfulness se da de manera casi inmediata al realizar esta actividad.

Encuentra el mejor profesional de Pintura

y explora tu camino de bienestar

 

Comenzar













 








 
¡DESCÁRGALO!
close-link




 






 
¡DESCÁRGALO!
close-link

¿Buscas un profesional, una clase o una terapia de confianza?

Déjanos tu teléfono y en menos de 24 horas te contactaremos para ayudarte
ENVIAR
close-link

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?