Masaje tailandés

El masaje tailandés, como lo dice su nombre, proviene de la medicina tradicional tailandesa. Se trata de una técnica terapéutica manual que se usa para tratar un gran número de malestares. En la actualidad se practica mucho en centros de belleza y spas, sin embargo, sus efectos van más allá de la relajación y la superficialidad.

Aunque es una técnica milenaria, se dice que se desarrolló propiamente por Shivago Komarpaj, el médico o sanador del mismísimo Buda hace 2,500 años. Independientemente del canon budista, este enfoque de masaje toma prestado de la filosofía ayurvédica y de la medicina tradicional de distintas zonas de oriente. Es de las pocas modalidades de masaje en donde la persona no necesita quitarse la ropa.

Masaje tailandés

¿Cómo es el masaje tailandés?

El masajista da el masaje mientras la persona está tumbada sobre el suelo o en una colchoneta. Es importante que no sea una camilla muy alta, ya que en dado momento el especialista necesitará estar a una altura determinada para ejercer presión.
Durante el masaje, la persona puede que tenga que colocarse en distintas posturas. En ese sentido puede parecerse al yoga. Aunque no se requiere experiencia, la persona debe cooperar hasta cierto punto durante el proceso. La presión sobre el cuerpo se hace con las manos, los codos y los antebrazos. Debe ser rítmica y fluida a la vez. Por lo general una sesión de masaje tailandés dura 1 hora y media, aunque existen variantes que se alargan más de dos horas.

¿Cómo funciona el masaje tailandés?

Todos los movimientos que se realizan sobre el cuerpo de la persona parten del “mapa” de los puntos energéticos distribuidos en el organismo. Se busca la presión para liberar cargas y los estiramientos para extender el rango de movimiento. Salvo el área genital, se trabaja por igual en los pies, las orejas, los nudillos, la espalda, el abdomen y los brazos. En dado momento el experto masajista pueda “caminar” sobre la persona. La idea es estimular de forma muy específica los meridianos que se encargan de equilibrar la energía y la vitalidad.
Beneficios del masaje tailandés:

  • Se armonizan los niveles de energía del cuerpo. Se liberan tensiones acumuladas, físicas y emocionales. La persona experimenta una sensación de ligereza, como si se quitara un gran peso de encima.
  • Se ajustan los desequilibrios esqueléticos y musculares. Al presionar sobre diferentes puntos (meridianos) se reestablece la comunicación entre todos los sistemas y órganos del cuerpo.
  • Mejora la calidad del sueño y se reduce el estrés. También se previene el avance de bloqueos energéticos que si no se atienden pueden desencadenar diferentes padecimientos y malestares.
  • El trabajo se hace a nivel integral en conjunto con los elementos del planeta. Agua: sangre, linfa, mucosas y secreciones. Tierra: huesos, músculos y tejidos conectivos. Fuego: digestión, metabolismo y sistema endócrino. Aire: respiración y circuitos energéticos.

Encuentra el mejor profesional de Masaje tailandés

y explora tu camino de bienestar

 

Comenzar













 








 
¡DESCÁRGALO!
close-link




 






 
¡DESCÁRGALO!
close-link

¿Buscas un profesional, una clase o una terapia de confianza?

Déjanos tu teléfono y en menos de 24 horas te contactaremos para ayudarte
ENVIAR
close-link

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?