Se trata de un enfoque terapéutico, sin respaldo científico, que parte de la premisa de que hay planos de existencia sutiles que van más allá de la vida humana. En particular, y como su nombre lo dice, se basa en la presencia de los ángeles como ayudantes incondicionales de todas las personas. En esencia, son seres de luz bondadosos y dispuestos a ayudar en todo momento y lugar, sin importar las creencias religiosas, raza o situación vital.

Los ángeles son seres espirituales, llenos de amor, armonía y sabiduría divina. No tienen cuerpo, pero sí personalidad. A través del desarrollo de la espiritualidad y la sensibilidad a energías que no se distinguen con los sentidos inmediatos, es posible sentir su presencia.

El terapeuta la hace de canalizador, es decir, una especie de puente entre los ángeles y la persona que busca ayuda. Tratar de comprender los efectos de esta terapia a través del raciocinio es prácticamente inútil, ya que la sanación o el auxilio provienen desde una fuente que va más allá de la mente. Contar con un mínimo nivel de espiritualidad o apertura a las energías sutiles resulta favorecedor para aproximarse a una terapia con ángeles.

¿En qué consiste una sesión de terapia con ángeles?

Cada sesión es única y completamente personalizada. Por lo general la persona que pide ayuda tiene un problema particular. En este sentido el terapeuta funciona como una canal de comunicación. El terapeuta puede comenzar haciendo varias preguntas sobre el consultante o sobre el problema. Esto para ganar mayor claridad al momento de recibir los mensajes.

Al tratarse de una actividad que toca fibras muy sensibles, como la relación con la espiritualidad y emociones muy profundas, es muy importante acudir con un terapeuta verdaderamente ético. El terapeuta empezará a recibir mensajes, ya sean simbólicos o a nivel energético, por parte de los ángeles que han cuidado a la persona desde el comienzo de su vida.

La idea es que la persona reciba estos mensajes. Una vez que esto ocurre es importante que los aplique en su vida. El objetivo es que las circunstancias que le causan problemas cambien en consecuencia.

Beneficios de la Terapia con Ángeles

  • La terapia con ángeles nos ayuda a conectarnos con nuestro lado más espiritual.  De este modo la persona puede experimentar una sensación de gran paz interior.
  • Es posible obtener claridad ante ciertas dificultades u obstáculos que nos impone la vida. Es una forma de encontrar la guía para tomar el camino correcto.
  • Se fomenta el desarrollo de la espiritualidad y la sensibilidad. Esto significa que cualquier persona tiene la capacidad de empezar a recibir esos mensajes. Incluso sin la ayuda de un facilitador o terapeuta. Sin embargo, un buen terapeuta puede ayudar a la persona a comenzar esa expansión de consciencia. Se busca que logre conectarse con su esencia divina.
  • No es necesario pertenecer a ningún culto religioso ni practicar ritos específicos. Los ángeles acuden a la ayuda de quienes los necesitan, en todo momento y lugar, sin importar las condiciones.